Una impertinencia pertinente a veces es necesaria para contrarrestar una situación incomoda, tal como el titulo de «Tienes el culo afónico tus pedos no suenan bien».

El condicionamiento propicio para que con una reacción educada y agilidad verbal salvemos esta situación no se debería esperar.

Y si somos un poco agorafobicos de la introversión y con incontinencia verbal es mas fácil que cometamos equivocaciones respecto a decir las cosas correctamente.

A veces vienen ganas de decir, «Habla claro o no hables!» cuando la educación es incrementada por palabras que dan rodeos y no se acaba de decir correctamente lo que se quiere decir. Puede ser una falta de seguridad, el no encontrar la palabra adecuada, la timidez o la juventud.

Hoy en día los perros son tan educados que tienen mayordomo, se hacen piropos a las boxeadoras y los alimentos tienen contrato de trabajo (van a ser comidos!), o sea las etiquetas. Todo en aras de la educación.

El ser educado no tiene por que ser sinónimo de mucha educación o de muchos conocimientos. Alguien con poca educación puede ser muy educada. También una persona puede ser encantadora i a la vez incomoda, que seria una mezcla de saber hacer, inteligencia, firmeza, personalidad, humor, etc…

P.D

Este post no dice nada, solo es un ejercicio de rubricas palabriles.

Comparteix