Me han propuesto una cena a la luz de los petardos. No es una cena romántica como seria una cena a la luz de los fuegos artificiales de fondo. Pero si festiva. Es la cena de la noche de San Juan el mes que viene y como sabemos se tiran muchos petardos. Aunque no me gustan los petardos voy a intentar asistir.

Sin querer se nos habrán producido en el párrafo anterior varios sesgos cognitivos. Y recuerdo que los sesgos cognitivos son un efecto psicológico que produce una desviación en el procesamiento mental. Que lleva a una distorsión, juicio inexacto o interpretación ilógica.

Se ha producido:

  • el sesgo del efecto arrastre: en el que como las personas de nuestro entorno la noche de San Juan tira petardos. Lo aceptamos como normal.
  • el sesgo del efecto encuadre: que dice que una misma información puede dar lugar a diferentes conclusiones si se presenta de manera distinta. Cuando se dice cena a luz de los petardos y no de los fuegos artificiales.
  • El sesgo de confirmación: donde buscamos favorecer nuestras propias creencias.
  • El efecto anclaje: donde se le da mas importancia a la primera información en favorecer la cena a la luz de los petardos que en una cena romántica a la luz de los fuegos artificiales.
  • Habrá otros mas …

Los premios novel Daniel Kahneman y Amos Tversky fueron quienes introdujeron los sesgos cognitivos. Son interesantes como información pero si hubieran técnicas para subsanarlos seria una manera de arreglar nuestra cierta irracionalidad. El libro de Kahneman “Pensar rápido, pensar despacio” es un libro que recomiendo leer.


Comparteix