Es la hora de los mentores

El covid ha dejado mella en la psicología de la sociedad y de los jóvenes. Las estrellas de los deportes, los cantantes, gurus etc están siendo minimizado su importancia en el reflejo al que la sociedad quiere aspirar. Ahora no se puede celebrar en sociedad el triunfo, ni bailar, ni asistir a un concierto con las garantías de no contagiarse del covid. Es la hora de los mentores en los que los jóvenes tengan en consideración y no sean solo una estrella a imitar.

Mentor es algo más personal que profesor. Mentores válidos que dirijan el buen hacer y los conocimientos de chicos y chicas. Pero no solo jóvenes, también los no tan jóvenes necesitan a alguien en el que confiar su evolución. ¿Donde están los mentores? Uno mismo lo puede ser para alguien que se le haya producido el encantamiento. A veces somos escogidos y a veces los escogemos.

Los jóvenes están siendo desplazados por el covid a no valorar cosas, a aburrirse, a no socializar. El referente de los padres cobra más importancia, pero sin personas externas que se encarguen de variar la perspectiva puede crear pocas variables de pensamiento. Si la máxima fuente de información es Internet y hay pocos contrastes con la vida en sociedad se limitara a las burbujas de información de los algoritmos.

El mentor, el coach y el profesor son similitudes que pueden ir a más. Ahora es hora de los mentores o los diferentes sinónimos o parecidos. A alguien que le confías que te dirija los conocimientos y el futuro.

Propuestas

Una propuesta seria conseguir un mentor personal para uno mismo, uno para alguien al que conozcamos y otra ser mentor de alguien. Es un reto que encaja en la situación actual.
De esta forma es la que se me ocurre para mejorar la situación actual.

El detonante de este post ha sido un artículo de hoy 31 de agosto de 2020 de Joana Bonet en la Vanguardia.



Comparteix