Debido a la cultura de llevar las cosas a los extremos. Creo que debe haber un San Talibán. Aunque los talibanes estén en Afganistán y Pakistán aquí también hay la extrema derecha. Símil a estos. Los máximos exponentes serian los votantes y dirigentes de VOX, Ciudadanos y PP. Que quieren asignar los extremismos a otros para que ellos no sean tachados de extremistas. Como lo hacen con Cataluña.

Un santo que sea Talibán seria una incongruencia. Como lo es un partido que añora el Franquismo. Sus ideales religiosos son conservadores. Pero el supuesto San Talibán puede que les viniera como anillo al dedo.

Otras formaciones políticas también se han acostumbrado a “salirse de madre”. Haciendo un mimetismo verbal de los argumentos extremos. Sin ponerse “manos a la obra” de ningún tipo de negociación. Cuando el tono explicativo es alto, todos gritan acusaciones y argumentos sin sentido. Y solo queda un “dialogo para besugos” que no puede llegar a ningún sitio. Las palabras pasan a ser un ruido desagradable.

La educación ha desaparecido. El deporte de “joder” al otro ha llegado. Los seguidores de este San Talibán también va creciendo.

Un talibán con educación que dice cosas corrosivas es algo temido. Si es educado se le concede la licencia de corroer.

Que se deduce ?

Los tiempos de crisis que se avecinan a servirán para calmar esta rabia en el aire o aumentarla?

Que hacer ?

Solo hay la solución de decir cosas constructivas, positivas, con buenas intenciones y honestas. Intentar que tengamos una relación “Win-Win”. Pero debido a la inercia de los comportamientos actuales esto es complicado.



Comparteix