Para vender el ego de cada uno necesitamos vernos desprovistos de nuestra identidad. Lo que somos no es igual a lo que creemos que somos. Si tenemos la necesidad de poner una etiqueta a lo que somos para diferenciarnos, erraremos. Esto es una cosa que te asignan los otros.

Podría ser que solo el ego fuera parte de una estructura genética de la memetica. Si consultan el libro “El gen egoísta” de Richard Dawkins de 1976 explicaba la memetica. O su unidad de información cultural que se transmite de una persona o mente a otra, el meme.

Todo el mundo tiene su ego. En caso de no tenerlo no sobreviviríamos. Pero cuando se tiene como exagerado la mala palabra de egocentrismo nos viene a la mente.

El ego no es un producto para venderlo, pero es una ilusión, una promesa, un proyecto hacia uno mismo. Y también hay dos cosas que se dicen. Que el futuro no se puede predecir porque no existe y que lo que hay dentro también esta fuera. La forma del “yo” debe proyectar el futuro ?

En mi opinión personal hecha con copiar y pegar de ideas externas me parece que la genética de cada uno condiciona la memetica y nuestro ego. Y no me refiero a la genética de los parientes inmediatos sino de las ramas de un árbol mas grandes. Los estudiosos de los ancestros genéticos en temas psiquiátricos tienen un exagerado poder para tunear mentes y mover sistemas a su antojo.


Comparteix