Afirmar o negar no tienen la misma equivalencia. Ni si ni no es una aclaración de la incertidumbre. “So” es una combinación de si y no que se refiere al alto que se quiere dar a un caballo.”Ni”es una opción negativa como de “ni una cosa ni la otra”. Habría una más de las opciones el “o”, o esto o aquello, la opción de elegir.

A los niños pequeños les cuesta decir “sí”, es algo que aprendemos más tarde. Suelen estar más con el “no”. Podría ser porque todo es nuevo y como precaución de los peligros del mundo. Por hacerse notar o por la reafirmación de la identidad.

Estamos moviéndonos por cosas que aceptamos con un “si” o cosas que no queremos con un “no”. De pararnos con un “so” en las diferentes opciones que nos da un “o” y vamos diciendo “nis” hasta que escogemos con un “sí” o un “no”. Cabe la opción de no hacer nada o de responder con una pregunta infinita. Pero no son actitudes que nos favorecen. La no acción también es una respuesta y contestar con una pregunta no es una pregunta ni respuesta solo hace pensar.

Podemos platearnos muchas listas de “os”, pero luego se tienen que analizar las diferentes opciones. Hacemos más una criba holística de conjunto y en tiempo casi de inmediato ya tenemos decidido el atisbo del sí o del no.

Decisiones

Las decisiones que hacemos cada día y a cada momento nos proyectan hacia el futuro. Las capacidades de las decisiones de cada uno no difieren de las capacidades de decisiones de los expertos en cualquier rama.

Se hicieron estudios en que las decisiones en un grupo de expertos a nivel europeo no eran diferentes de las decisiones de gente no experta.

En la bolsa se comprobó con un ensayo que los resultados de los analistas con gráficos no eran diferentes de un mono lanzando dardos a varias posibles inversiones en una diana. No hay nada claro.

Damos más importancia a como viene envuelto el dato, al afirmación, negación, opción, etcétera que el dato en si.

No … Sí, si.Sí


Comparteix