He dado un puñetazo a una mujer. Debido a las faltas de respeto durante más de un año, increpaciones hacia a mí, menosprecios, etc. La mujer en cuestión ha manipulado todo el entorno para que la critica sea constante y el mobbing efectivo. En una increpación frontal, se me ha acabado la paciencia y he perdido los nervios. Y le he dado un puñetazo.

Estaba dispuesto a denunciar el mobbing, pero he recibido presiones para no hacerlo, y no lo he hecho. Parece ser que después lo que creo que la gente dirá es – mira aquel que le dio un puñetazo a una mujer. Y no, -mira aquel que le dio un puñetazo a una mujer que le hacía mobbing.

Puede que la aversión que tenia hacia mí viniera de la siguiente forma. Hubo una falta de 100 euros hace tiempo en la caja y, los 100 euros no salían. Entones fui hacia la barra y les dije que quería buscarlos. Era muy oscuro, había solo una luz tenue. Con una sagacidad visual excepcional la mujer dijo después que veía los 100 euros debajo de una nevera. La otra mujer dijo que no lo veía. Entonces dijo sí, si, allí, allí. Luego fueron encontrados. Me pregunto si la mujer no los hubiera puesto ella allí ¿sabría donde estarían? ¿era para cogerlos después?¿quería vengarse la mujer por este incidente por haberla puesto en evidencia?

Curiosamente la mujer leía este blog y le hacía gracia el post en el que hablo de cuando me rompió las costillas un sicario.

Se habla mucho de la violencia de género, pero no de las particularidades de la violencia. Se pone todo en un mismo saco y no se distinguen todos los casos. La violencia verbal y menosprecio continuado en el tiempo puede llegar a su límite. ¿El mobbing no es motivo de una contra violenta?¿ Es lícito que la autoestima rebajada pueda tener una reacción?

Para saber lo que es el mobbing hace falta experimentarlo. Con leerlo lo que es, o que te lo digan, no lo sabes. Sabemos las cosas cuando las experimentamos. También, aunque lo experimentemos, cada caso es diferente.


Comparteix