Ocurre que a veces se idolatran a las personas hasta considerarles dioses. La persona idolatrada en cuestión , a lo mejor tiene alguna pretendiente y como consecuencia tiene suegra. La presunta suegra, sin saberlo la hija, a lo mejor haya destinado al idolatrado Dios para su hija. La presunta suegra de Dios hará lo imposible para que se haga la unión con su hija.

Puede que la suegra de Dios considere a su hija una diosa y que si no es para su hija no será para nadie. Poniendo palos a las ruedas a las otras pretendientes o impidiendo que el supuesto idolatrado haga una vida normal. Puede llegar a convertilo en un eunuco o esperar el cambio de sexo del ya convertido en eunuco.

Hoy en día este poder de las suegras con sus hijas hacia sus novios no se si es tangible. Pero “donde se oye el rio, agua lleva”. Habrá de todas las opiniones.

Hubo una noticia en El Mundo Today que decía “Mata a un jabalí al confundirlo con su suegra”. Me parece que el yerno podría haber sido considerado por el mismo como un Dios. No porque lo dijera, sino porque el asesinato es considerado para algunos, que ellos mismos se creen dioses. La noticia suena a escusa.