Todos hemos intentado alguna vez imaginar lo que es cierto. Pero no seria una incongruencia ?

Abstracción

La imaginación no se sabe en que parte del cerebro se desarrolla, pero la de la abstracción que llevaría a imaginar la verdad se desarrolla en el lóbulo prefrontal, que seria la parte de delante del cerebro encima de los ojos. Así que imaginar la verdad seria solo un proceso de abstracción y no puede relacionarse separadamente.

Se me ocurren algunas consideraciones.

A veces tenemos algún tic frotándonos la frente, como intentando dar un masaje a nuestra abstracción, para resolver un problema e imaginar la verdad que ha llevado a este.

Y el tercer ojo en el hinduismo hace referencia a un ojo invisible o vórtice energético y etérico que proporcionaría una percepción más allá de lo que se podría percibir con la vista ordinaria. También esta situado en la frente.

Imaginar la verdad en la era de Internet es un proceso de buscar información y el hecho de que seguir los enlaces y buscar el concepto relacionado nos lleva a estar mucho tiempo navegando. Pero Internet solo es un conjunto de burbujas de información segmentadas por nuestras preferencias y la verdad que busca uno es diferente de otro. El proceso de abstracción activo de cada uno es cambiado por un proceso de recibir información pasivo.

Técnica Pomodoro

Cabe destacar que cuando estamos haciendo trabajos y rutinas durante largo tiempo en que utilicemos el hemisferio izquierdo del cerebro que se encarga de las funciones del habla, escritura, numeración, matemáticas y lógica. Se deberían hacer pausas cada 25 minutos con una actividad en la que se utilice el hemisferio derecho del cerebro que es el que se encarga de los sentimientos, emociones, creatividad y habilidades de arte y música. Es una opinión personal de mejora de la técnica Pomodoro, en la que se hacen cada 25 minutos de trabajo , 5 minutos de descanso. Yo lo sustituyo por 5 o 10 minutos de actividad que se utilice el hemisferio derecho.


Todas estas consideraciones son producto de un idea sacada de una abstracción y la ayuda de Internet intentando imaginar la verdad.


Comparteix