Intentar casarse con un martillo simplemente para clavar un clavo seria una solución extrema. Pedirlo al dueño/dueña del martillo educada mente para clavar un clavo, puede que sea mas apropiado. Es una frase que tiene las dos posibilidades.

También depende por lo que entendamos de clavar un clavo. Podría ser un tema de sexo (expresión traducida literal del catalán), o de quien quiera sujetar una madera.

Los dobles sentidos de las frases de como hablamos, decantarían lo entendido a lo que tenemos en mente. Y la baraja de posibilidades de una frase – podrían ser mas de dos- se tienen que tener en cuenta. Puede que a veces veamos solo una posibilidad, pero siempre hay varias. Hoy tenemos Internet que nos soluciona algunos de estos bloqueos.

Refranes

Cuando uno aprende a usar un martillo todos los problemas parecen clavos

Cuando fuiste martillo,

no tuviste clemencia,

ahora que eres yunque,

ten paciencia

El mismo martillo que rompe el cristal, rompe el acero

Un clavo quita otro clavo

El clavo que sobresale es el que recibe todos los martillazos.

Por un clavo se pierde la herradura


Comparteix