En las redes sociales se dice que algo se ha hecho viral como una cosa positiva. Se ha quedado en la memoria grabado el impulso de compartir cuando nos provocan un sentimiento. Y esto se ha trasladado al comportamiento en los que no tienen cordura o “seny” en catalán.

¿Pero quien quiere compartir el virus? Algunos no respetan la distancia de seguridad, no llevan mascarillas en lugares concurridos y otros hacen manifestaciones sin ningún cuidado para que el virus pueda ser compartido y contagiado.

Los que serian más beneficiados para que el virus se comparta son las compañías a las que van destinadas las inversiones para parar el contagio. Como compañías farmacéuticas, sociólogos, médicos, psiquiatras, etc. En definitiva los que investigan sobre las personas. Puede que sea una caza de brujas o no. Y quien quiera buscar culpables de la creación de los virus seguro que acierta, el futuro nos depara otras explicaciones.

¿Como se habla?

El hecho de utilizar el lenguaje de “algo viral” o del concepto de que necesitan libertad después de tantos días de confinamiento, son solo eufemismos que se utilizan en exceso. Que no se si habría alguna forma de cambiarlos. También se utilizan término médicos para definir una cosa que no lo es y así poner una analogía para el entendimiento.

Los cuatro términos más hablados últimamente son “viral”, “libertad”, “creo” y “la verdad”. Y todos ellos son inexactos cuando se dicen. “Viral” se refiere a contagio. La libertad no la tiene ni el aire, ya que está mandado por el cambio de presiones. La palabra “creo” es un termino religioso y cuando se dice con convencimiento a lo mejor se quiere decir “pienso”. Y “la verdad” cada uno tiene la suya y no la verdad genérica. Utilizar otros vocablos para expresar con más exactitud la intención que se quiere decir seria un signo de incremento de la cultura.


Comparteix