No podemos saber si una esfera de un color es oblicua. Solo la incidencia de la luz nos hará apreciar que es una esfera y no un circulo. Y en caso que no fuera de un color sino con algún tipo de dibujo en ella, no sabríamos cual es la perspectiva para decir que es oblicua.

Nuestras ideas a veces las asignamos a la expresión “punto pelota”, el “porque yo lo digo” o “la manera como lo hago”. Una re-afirmación de nuestro punto de vista que al igual que una esfera de un color oblicua no puedes decir si eso es una verdad. Los escuchadores de nuestro punto de vista ven la incidencia de la luz en la esfera ajena. Siendo perspectivas oblicuas a la propia.

Esta forma rígida de idea-esfera puede subsanarse pensando en la forma de la estructura de la idea. Las particularidades de cada cosa expresada o la flexibilidad en que puede moldearse.

Podemos tener un punto de vista que se puede modificar por otro. Cambiar-lo es mas difícil. Lo que hemos vivido nos hace pensar así.

Es cierto que si cambiamos continuamente de opinión nuestras opiniones ya no tendrán valor. Es mas valorado lo que es popular y no lo que es estructuralmente asequible y técnicamente viable. Hoy en día esta permitido casi todo o todo.

Si el líder dice de tal evento esto no ocurrió, pues no ocurrió. Si dice que dos y dos son cinco, pues dos y dos son cinco. Esta perspectiva me preocupa mucho más que las bombas.

“1984” George Orwell

Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad.

Marco Aurelio. Emperador Romano

Comparteix